Category / DEFAULT

La Oracion

9 Comments

  1. «Las primeras oraciones aprendidas de niño permanecen en el corazón, porque son una semilla de vida, la semilla del diálogo con Dios» (Papa Francisco). «La oración es una cadena de vida, siempre: muchos hombres y mujeres que rezan, siembran la vida».

    Reply

  2. La oración consiste en elevar el corazón a Dios. Cuando una persona ora, entra en una relación personal con Dios, en una relación de amistad con Dios.

    Reply

  3. Claramente, las apasionadas oraciones de los justos hijos de Dios pueden lograr mucho (Números ). Tenemos que asegurarnos de que nuestras oraciones están en conformidad con la voluntad de Dios. “Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye" (1 Juan ).

    Reply

  4. La clasificación de las oraciones no se agota en estos grupos. De acuerdo a los núcleos verbales, por ejemplo, puede hablarse de oraciones simples, complejas o compuestas. En otro sentido, una oración es una súplica, un ruego o una alabanza que se hace a Dios o los santos.

    Reply

  5. Jul 21,  · la oracion con DIOS nuestro padre debe ser un dialogo con el donde nosotros le adoramos,lo que el es lo alabamos,sus atributos,el es grande,poderoso unico,fiel maravilloso no hay nadie como Dios,infinito el, no tiene fin ni final,el siempre a sido y sera por los siglos de los siglos el todo lo hiso y por subsiste todo lo que exisite visible.

    Reply

  6. La oración es hablar con Dios; conversar con nuestro Padre del Cielo, con Jesús, con el Espíritu Santo; conversar con nuestra Madre la Virgen María, con el ángel custodio con los santos.

    Reply

  7. La oración puede contribuir a mejorar significativamente la vida de otras personas. Orar no es lo mínimo que se puede hacer por alguien, sino lo máximo. Nuestras oraciones mueven el corazón y la mano de Dios para que intervenga en favor de las personas por las que pedimos.

    Reply

  8. San Pablo expresa en cuatro distintos pasajes de la Biblia la misma idea: "orar sin parar". Desde entonces los cristianos han buscado la manera de seguir esta enseñanza cuyo fin es acercar el espíritu humano a la comunión constante con Dios. La respuesta más concisa y sencilla a esta búsqueda se resume en la práctica de una corta, pero milagrosa, oración llamada la oración de Jesús.

    Reply

  9. Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *